¿Eres Realmente un Adicto a los Juegos Online?

21 octubre, 2014  Salud, Tecnología

Que seas fanático de los artículos de gaming como los de DealSpain o que pases muchas horas sentado delante de tu ordenador, no quiere decir que tengas un problema. Es común que los jugadores sean acusados de “viciados” por estar conectados mucho tiempo a sus sagas online favoritas. Sin embargo, tener una verdadera adicción implica síntomas más específicos y sí representa una anomalía debería ser diagnosticada por un profesional.

Adicto a los juegos online

Algunos de los expertos del área (como Charlton y Danforth) indican que la adicción a los juegos online debe superarse con el mismo proceso utilizado para los productos de videoconsola. Otros investigadores relacionan el problema con el vicio general por lnternet (por ejemplo, Vermulst y Schoenmakers), pero más allá del enfoque, las estadísticas serias indican que solamente el 3% del total de jugadores online son verdaderos adictos.

Estar participando de una sesión una media de 3 horas o más al día no significa sufrir un trastorno psicológico. En verdad, a la hora de definir una adicción se toman en cuenta muchos otros factores. Entre ellos, la prominencia (es decir, que el juego pasa a ser la faceta más importante de la vida del usuario), el conflicto (en relación a los parientes, amigos o a uno mismo, generado por el juego), las alteraciones en el ánimo (esto es, el jugador experimenta marcados sentimientos y sensaciones durante el tiempo de juego).

En resumen, no hace falta que acudas a Euroclinix ni a un psicólogo por pasar varias horas con tu ordenador. Solo recuerda jugar siempre con responsabilidad.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad